Canal RSS

Después de la Tormenta

Publicado en

La Editorial Falsaria, en su breve tiempo de vida, ha puesto más de 10 títulos en el mercado dando a conocer, en general, primeras obras de autores de gran talento.

A mediado de diciembre de 2013 sale a la luz Después de la tormentadel joven escritor malagueño David Bailón siendo aceptada por la crítica y el público en general.

En este sentido, Bailón interpela al lector a través de una pregunta: ¿Qué ocurriría si, en uno de esos mundos posibles, se nos plantease otro resultado distinto al conflicto bélico más importante que asoló España durante la primera mitad del siglo XX? Responder ese interrogante, con la mayor naturalidad y muy buen resultado, es lo que intenta develar Después de la tormenta.

En un tiempo indeterminado tras la contienda, son los republicanos quienes ganaron la guerra y quienes imponen sus normas. Y David Bailón presenta esta nueva realidad de una forma coherente y bien construida y dejando que sea la propia historia la que fluya.

La acción, que transcurre en una pequeña población andaluza, está cargada de la atmósfera, las maneras y los personajes que conducirán al lector por el ambiente de la época.

Seguir leyendo

Imagen

Ya puedes descargar gratis el libro Dependiente del Tiempo, 60 poemas de amor

Publicado en

DDT2 copia

 

Descarga gratis aquí: Dependiente del Tiempo

La Puerta, de Ernesto Cobo García

Publicado en
La literatura de terror nunca fue el género preferido de los escritores españoles, algo que, por suerte para los amantes de la literatura de terror (en sus distintas vertientes: terror-ciencia-ficción, terror-thriller, terror-sobrenatural, etc.) ha ido cambiando progresivamente con nuevas generaciones de escritores hispano-parlantes que aderezaron el clásico género de H. P. Lovecraft o Stephen King con imágenes e idiosincrasias propias. La conclusión es un sincretismo literario que eleva a una nueva categoría la literatura creada en el mundo latino.
 
De este crecimiento y esfuerzo por conseguir difusión y masividad, nace el Nocte, una suerte de Asociación Española de Escritores de Terror, conformada por grandes talentos como Víctor Conde, Emilio Bueso y, por fuera y de modo más reciente, escritores como Javier Haro Herraiz.
 
En este grupo es imprescindible sumar un nuevo escritor perteneciente a la misma «generación del terror», cuya novela, La puerta, valga la redundancia, ha entrado por La puerta grande de la literatura de terror rompiendo todos los esquemas esperables del género. Su nombre es Ernesto Cobo García y, pese a ser su primera novela, habrá que tomarlo en serio.
 
Ante todo, La puerta, es una novela contundente, edificada a través de la voz de la periodista Joanna Leire —muy creíble—, una suerte de «narradora presencial» que guía al lector y lo sumerge en una historia sólida, bien estructurada, cuyo final está a la altura de la intriga que generan sus 432 páginas.
 
Es un acierto del escritor dotar a la historia de una suerte de subtrama, en clave thriller, que eleva el clima de terror psicológico con acertados cliffhangers, que hacen imposible dejarla de leer.
 
En el comienzo, la aparición de los cuerpos sin vida de una misma familia crea en los habitantes de una pequeña ciudad una reacción inusual, hipnótica y de la que nadie guardará recuerdo alguno. En este sentido será, justamente, la periodista Joanna Leire la encargada de cubrir la noticia y, tras revivir gracias a una grabación de vídeo los sucesos acaecidos aquella noche, iniciará una investigación que la conducirá a un misterio cuyo desenlace se antojará cada vez más oscuro.
 
Tan sólo una persona, Marcos, es consciente de los sucesos acaecidos y, presa de terribles pesadillas, sufrirá una siniestra transformación que lo llevará a convertirse en la pieza clave de un macabro plan. Un plan que atrapará a todos los personajes, uniéndolos a través de un hilo invisible y cuyas terroríficas secuelas serán irreversibles.
 
Para los amantes de la —buena— literatura de terror, La puerta, de Ernesto Cobo García, se antoja como imprescindible, un hallazgo a la altura de los grandes clásicos del género.
 
 
Fuente: http://www.falsaria.com/blog/la-puerta-de-ernesto-coto-garcia/
 

Naturaleza de la verdad, objetividad y realidad

Publicado en

Naturaleza de la verdad

Generalmente la verdad es definida como los acontecimientos vistos desde una perspectiva objetiva, es también un hecho que se afirma como real, sin embargo por naturaleza humana cada persona va a pensar muy diferente una de otra, y por tal motivo la verdad está conformada o es influenciada por las culturas, religiones, grupos sociales, experiencias y pensamientos propios. La verdad es aceptada de acuerdo a las percepciones de la mayoría o de acuerdo a lo que siempre se ha considerado verdadero a través de los años.

Por defender la verdad o por imponer cierta verdad las personas son capaces de crear guerras, desatar genocidios o hasta dar la vida en su nombre. Un ejemplo de esto es el discurso de Sócrates en el momento que fue condenado por haber expresado sus ideas en contra de los dioses ancestrales y por corromper a los jóvenes atenienses.

“Yo no sé, atenienses, la impresión que habrá hecho en vosotros el discurso de mis acusadores. Con respecto a mí, confieso que me he desconocido a mi mismo; tan persuasiva ha sido su manera de decir. Sin embargo, puedo asegurarlo, no han dicho una sola palabra que sea verdad”1

A pesar de que los filósofos atenienses consideraban un arte la retorica, siempre buscaban la verdad en sus discursos y no sacar provecho de estos. Sócrates tenía la oportunidad para poder retractarse, pedir clemencia y buscar el apoyo de sus amigos, sin embargo no lo hizo porque su objetivo era persuadir a jóvenes y viejos, que antes del cuidado del cuerpo y de las riquezas, estaba el cuidado del alma y de su perfeccionamiento.

Para el relativismo la verdad, la virtud y la justicia no son susceptibles de una definición universal: son más bien el resultado de una convención, lo que hace que lo justo en una ciudad pueda no serlo en otra. Sócrates, por el contrario, está convencido de que lo justo ha de ser lo mismo en todas las ciudades, y que su definición ha de valer universalmente.

Otra percepción similar de la verdad es la propuesta por Friedrich Nietzsche la cual afirma que “No existen fenómenos morales, sino sólo una interpretación moral de los fenómenos”2

Nietzsche piensa que las personas naturalmente tienen un impulso de conocer la verdad, y esto se debe a las consecuencias agradables de la verdad, y por lo tanto, el rechazo a la mentira se debe por las malas consecuencias de este. Esto nos demuestra que al hombre no le importa lo más mínimo la verdad, le es indiferente, sólo desea las buenas consecuencias de ella, es decir, aquello que le provoca bienestar, que le hace feliz.

 

 

Naturaleza de la objetividad

La objetividad esta necesariamente acompañada de la realidad y es la herramienta con la cual se puede describir la constitución de un objeto, también se puede utilizar para juzgar y definir la verdad. Actualmente es el punto de vista que se toma desde ninguna perspectiva, es necesario no tomar en cuenta creencias, ideas y conocimientos previos para poder ser objetivos.

Naturalmente se entiende la objetividad de un objeto por su realidad, sin embargo la realidad es influenciada por las percepciones personales, según Ludwig Wittgenstein en su segunda tesis: “Lo que es el caso, el hecho, es el darse efectivo de estados de cosas”3 afirma que no se pueden pensar en los objetos fuera de la posibilidad de su conexión con otros, en otras palabras no podemos pensar en una silla sin imaginarnos a alguien sentado o parado sobre ella, cerca de una mesa o una puerta.

Por otra parte Inmanuel Kant define la objetividad como universal para la humanidad, para él no importan los conocimientos y creencias personales. Por tal motivo las percepciones de la realidad que sólo valen para unos pocos son ilusión. “Entre las cualidades morales, solo es sublime la virtud verdadera”4

 

 

Naturaleza de la realidad

La realidad está conformada por todo lo que existe, esto quiere decir que incluye lo que conocemos y lo que desconocemos, aunque este fuera nuestra capacidad de comprensión. Las ideas, creencias y teorías que se crean en la mente del individuo son también parte de la realidad.

Esto mismo describe Ludwig Wittgenstein en su primera tesis: “1. El mundo es todo lo que es el caso. 1.1 El mundo es la totalidad de los hechos, no de las cosas” con la cual afirma que la realidad está compuesta por los sucesos y estos por las cosas.

Wittgenstein en su tercera tesis describe al pensamiento de la siguiente manera: “3. La figura lógica de los hechos es el pensamiento” por lo cual afirma, que lo que es pensable es también posible y por lo tanto forma parte de la realidad.

 

 

Referencias

 

  1. Platón. (393-389 a. C.) Apología de Sócrates
  2. Nietzsche, Friedrich. (1886) Más allá del bien y del mal
  3. Wittgenstein, Ludwig. (1921) Tractatus lógico-philosophicus Alianza Editorial. España. 2009
  4. Kant, Inmanuel. (1764) Observaciones acerca del sentimiento de lo bello y de lo sublime. Alianza Editorial. España. 2008

Marina Abramovic: La artista está presente.

Publicado en

Todo artista en algún punto de su carrera (sino es que todo el tiempo) se pregunta si lo que está haciendo en realidad es bastante bueno, es una inquietud que incluso puede ser necesaria para todo creador que no quiere estancarse en algo poco original. Tener esa sensación de insatisfacción permanente es como un motor que impulsa a los artistas a alcanzar sus mejores obras. Incluso una de las pinturas más famosas de todos los tiempos nunca fue terminada. Tal vez, ese deseo de lograr la perfección hace que constantemente se reescriba el concepto de perfección.

Para el escultor mexicano Enrique Carbajal “Sebastián” el día en que un artista se sienta completamente satisfecho por sus obras que ha realizado, ese mismo día habrá dejado de ser un artista. Pero ahora viene la duda de que si esa insatisfacción representa que el talento no se ha explotado al máximo o que hay ausencia de talento. Todo parece ser que es una incertidumbre con la que se tiene que aprender a vivir, se debe incorporar como una herramienta más y como un aliado que nos puede llevar de la mano al éxito. Si es difícil sobrevivir a esa etapa o sensación de incertidumbre, ¿se pueden imaginar que la misma pregunta la hagan miles de personas durante más de cuarenta años a una sola artista?: ¿realmente esto es arte?.

SINOPSIS

Seductora, valiente, atrevida. Marina Abramovic ha redefinido el arte de la performance en los últimos cuarenta años. A través de su cuerpo, la artista serbia crea un trabajo provocativo que emociona a todo el que lo ve.

El documental sigue a la artista mientras se prepara para lo que puede ser el momento más importante de su vida: una gran retrospectiva de su obra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Conseguir que uno de los grandes museos del mundo te haga una retrospectiva es lo mejor que le puede pasar a un artista. Para Marina es mucho más que eso: es la oportunidad para dar respuesta a todos aquellos que durante más de cuatro décadas no han cesado de preguntarse si realmente esto es arte.

Otra resaca más...

... y todo sigue igual

Bolsa de trabajo del Diván del Copy

Agencias que buscan gente, gente que busca gente. Mándenme la oferta a eldivandelcopy@gmail.com

Cuaderno de los Espíritus y de las Pinturas

Radio UNAM presenta: cápsulas radiofónicas de Cultura y Vida Cotidiana por Otto Cázares

El Panóptico

Todo lo sólido se desvanece en el aire...

Editoralia

Para conocer mejor el mundo editorial

M. H. Heels

Persiguiendo maldiciones